El programa consiste en realizar ejercicios compensatorios en el puesto de trabajo para fortalecer la musculatura, trabajar la flexibilidad, prevenir enfermedades como tendinitis, lumbagos, síndrome del túnel carpiano, dolores musculares entre otros. Tiene como objetivo especifico contribuir al auto-cuidado, mejorando así la calidad de vida y además lograr un bienestar anímico, que permite distender el ambiente laboral, minimizando las molestias relacionadas con el alto nivel de estrés. Su práctica mejora la oxigenación, retarda la aparición de la fatiga muscular por posturas sostenida o por exceso de movimiento. Desde el punto de vista productivo, la persona se vuelve más eficiente.

Las clases se imparten por un profesor capacitado con distinta frecuencia y duración, de acuerdo a la labor y requerimiento desempeñado.