Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates. Es una combinación integral de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, une el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

La técnica se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral. Mediante la práctica de los ejercicios el cuerpo se va alineando y va trabajando a nivel fisiológico obteniendo resultados a nivel de salud y estéticos.

Existen seis principios fundamentales que debemos tener en cuenta en todo momento:

1. CONCENTRACIÓN: Es necesario poner máxima atención en los movimientos durante su realización. Unir la mente con cada movimiento. Visualizar el paso siguiente para que el cuerpo se prepare.

2. CONTROL: Es fundamental que cada movimiento sea controlado por la mente. Sin control se llega fácilmente a ejercicios contraproducentes que pueden provocar lesiones.

3. CENTRO: “Powerhouse “o centro de energía. El cuerpo humano tiene un centro físico desde el cual se realiza con facilidad cualquier movimiento, abarca la zona abdominal debajo del ombligo, la columna lumbar y musculatura pélvica.

4. FLUIDEZ: El Método Pilates se define como “un movimiento fluido que va desde un centro fuerte hacia el exterior”, no hay que apresurarse en ningún paso; hay que hacer los ejercicios de una manera suave y uniforme. Cada movimiento en un ciclo largo y continuo, ya que así se requiere más habilidad y control.

5. PRESICIÓN: En este principio se debe tomar el control del cuerpo e intentar hacer los movimientos correctos en cada ejercicio. Todos los movimientos de Pilates son exactos e implican acciones precisas y una respiración específica. Si no es así, pierden su eficacia.

6. RESPIRACIÓN: Es esencial la coordinación de la respiración con cada movimiento. Por regla general, se inhalará al prepararse para un movimiento y se exhalará mientras éste se ejecuta. El resultado es el movimiento sin tensión, preciso, fluido. Más oxígeno significa más energía y claridad mental.

BENEFICIOS DE LA TÉCNICA PILATES

-Pilates más que una técnica es una manera de vivir en conciencia corporal, es aprender a conocer nuestro cuerpo a través del movimiento lo que nos permite llevar una vida más saludable.

-Mediante la respiración y la concentración se logra un estado de relajación global permitiendo con ello eliminar el estrés y las tensiones musculares.

-Aumenta la flexibilidad, la agilidad, el sentido de equilibrio y mejora la coordinación de movimientos.

-Consigue un buen tono muscular fortaleciendo y tonificando el cuerpo sin aumentar el volumen muscular y con ello consiguiendo estilizar la figura.

-Aporta gran vitalidad y fuerza permitiendo minimizar el esfuerzo para realizar las tareas cotidianas más pesadas o cualquier otro tipo de deporte.

-Mejora la alineación postural y corrige los hábitos posturales incorrectos.

-Mediante la integración cuerpo-mente consigue aumentar la autoestima y el conocimiento del propio cuerpo.

-Permite prevenir y rehabilitar lesiones del sistema músculo-esquelético.

-Alivio de la mayoría de los dolores de espalda.